5 destinos "high voltage" para gastrónomos

¿Preparando ya las vacaciones de verano? Si eres de los que planifica los viajes con un ojo puesto en la buena mesa este post es para ti...

PARÍS. Crepes recién hechos, croissants y baguettes… Ningún viaje a París puede acabar sin una buena dosis de los dulces más elegantes de esta maravillosa ciudad. Os proponemos una crepe de trigo sarraceno con jamón, queso y huevo en el Marché Président Wilson o las baguettes de la panadería Poilane, donde el pan se continúa haciendo en horno de leña antiguo. Y para la cena, una paletilla de cordero acompañada de un buen vino en el Au Passage.

TOKIO. Algo curioso: los restaurantes en Tokio tienen más estrellas Michelin que cualquier otro lugar del mundo. Y no sólo hablamos de sushi, si no de ramen, udon, soba o tonkatsu. ¡Pedir el menú omakase desde cualquier puestecito de venta en el mercado de pescado de Tsukiji es ya una experiencia!

TOSCANA. Todos sabemos que los italianos se toman su comida y su vino muy en serio. Y mientras el gelato, el risotto y la chianti deben ser parte de cualquier viaje a Italia, para una auténtica experiencia, hay que cavar más profundo. En Florencia, podéis hacer una reserva en el estrella Michelin Ora d’Aria, y pediros un tazón de espaguetis con mozzarella de búfala ahumada y panzanella. En Livorno probaremos la torta di Ceci, que es como una tortilla de harina de garbanzo. Si podéis pasar por Villa Campestri (en Vicchio) encontraréis el primer complejo de aceite de oliva del mundo y podréis degustar el aceite y las aceitunas cultivadas en ese lugar.

BANGKOK. Aromas de lima kaffir, citronela, menta y leche de coco se aprecian en el aire mientras que se escucha el sonido de los woks chisporroteando más fuerte que las campanas del templo. En Bangkok, los puestecitos de comida se encuentran por todas partes y el curry Massaman es el rey de los platos. En el local Supanniga se os caerá la baba con el mejor cangrejo picante que probaréis en el mundo.

FEZ.  Con una mezcla de influencias (Francia, África, Oriente Medio), la comida de esta ciudad es maravillosa. Los callejones estrechos de Fez están llenos de especias de colores y vasijas de barro. En el Café del Reloj se enseñan platos típicos de Marruecos como la sopa harira, panqueques berber, tagines… ¡Nada mejor que aprender los platos de un país!

Y si eres de los que prefieren quedarse en casa, pídenos tu menú de Cocinas del Mundo y nuestros chefs se encargarán de llevarte los sabores y los olores más exóticos. ¡Disfruta de un chef a domicilio con Urban Chefs! 

 

Tags: