Madre no hay más que una también para los chefs

dia de la madre

Madre no hay más que una y eso vale para todos, también para los chefs profesionales y los de estrella michelin, que no solo el día de la madre, hablan de la influencia que tuvieron sus madres en determinar su amor a la cocina. La cocina de las madres marca el paso, para bien o para mal, día de la madre o no, es uno de los elementos que pueden ser determinantes en la vida de un chef profesional.

No solo tenemos ejemplos reales como los de los hermanos Roca, que han hecho del homenaje a la cocina materna un modus operandi, sino que también la relación entre madres y la profesión del chef profesional, ha sido tratada en novelas y películas.

Una buena comida en familia es lo primero

Joop Daalder, protagonista de la novela de Philibert Schogt “La botiga del chocolate o El chocolate de Daalder” - que desafortunadamente no está traducida al castellano - empieza a apasionarse al perfeccionismo y la precisión que requiere el arte del maitre chocolatier, porque la madre y la familia en general, no tienen ninguna pasión para la buena comida y el disfrutar de la vida.
Grupo de intelectuales y artistas demasiados empeñados en preocuparse de su cerebro para disfrutar del placer de una buena comida en familia, serán ellos a excluir el pequeño Daddler de su entorno, haciendo que el niño se refugie en un mundo de una comida excelente y perfeccionista.

La comida de la madre es la referencia para los mejores chef 

Por el otro lado, los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca, grandes chefs profesionales, no dejan nunca de agradecer a Montserrat, la madre, y a Angeleta, su abuela, por su maestría en la cocina, por el cariño de una comida preparada con amor y sabiduría cada día. De hecho fue en el 2013 que Joan Roca triunfó en las librerías para ser el chef profesional más conocido de España que le homenajeaba a su madre recogiendo 120 platos de la mejor cocina catalana tradicional de toda la vida.

Y como olvidarnos de las mujeres? Fabrizia Meroi, ganadora del premio de el Atelier des Grandes Dames, chef dame 2018 de Michelin, que declara basar todo su arte culinario en 2 grandes e inseparables amores: la madre y la abuela.

Porqué es tan importante la comida familiar?

Si nos paramos un momento a pensar, la pregunta surge: porquè es tan fundamental en la vida de un chef profesional la cocina de la madre?
Que nos guste o no, la cocina de la madre es la primera que probamos y buena o mala que sea, siempre se queda en nuestros primeros recuerdos. Hay muchos padres que cocinan hoy (menos mal!), pero las primeras papillas suelen ser todavía un reto todo de las mamas.
Hoy en día es muy difícil que una madre tenga el tiempo de cocinar que se usaba tener antes, apurada en mil oficios y con un ritmo de vida que exige a la madre trabajadora grandes sacrificios, sin embargo, hemos cambiado la forma pero no la sustancia, comer en familia sigue siendo un momento fundamental para todas las madres.
La cocina puede ser tradicional, saludable o exótica, una celebración puede ser preparada por un chef a domicilio, puede ser una sorpresa de un hijo en el día de la madre, pero el elemento común siempre será lo mismo: reunir la familia alrededor de la mesa, y esto por suerte siempre es posible hacerlo.

La intimidad de la casa, la comida familiar, los recuerdos con las madres, son como los vestidos vintage, nunca pasan de moda. Lejos del bullicio moderno, siempre hay un lugar donde es fácil sentirse al seguro y feliz, y eso es la mesa, sentado al lado de la mamá, mara, ama.

Si quieres pasar una velada especial, o hacer un regalo, no esperes más y contrata  tu chef personal  en solo 2 minutos!

Autor - Manuela Pirrone para URBAN CHEFS