OREGON: la tierra de los tostadores de café

Sigue nuestro viaje 'coast to coast' por los EE. UU.
Desde NYC volamos a S. Francisco. El tiempo justo para una paradita gourmet. El nuevo terminal internacional tiene una muy buena selección gastronómica, áreas de relax y espacio equipado para trabajar. No tenemos mucho tiempo, así que escogemos Wakaba. Una 'soba noodles soup con tempura' (es la primera vez que pruebo los noodles de trigo sarraceno. ¡Están increíbles!) y un sushi de atún picante. ¡Delicioso! Sé que no me creéis pero la comida del aeropuerto era deliciosa y por menos de 10€/persona! Tras esta pausa, volamos a Portland. ¡Una nueva aventura nos espera!
Estamos en el estado de Oregón, conocido por sus inmensos espacios verdes, sus productos típicos y su lluvia constante. Tenemos suerte, y nos despertamos con un sol increíble. Portland es una ciudad encantadora, hay muchas cafeterías, restaurantes, bares y tiendas de productos tradicionales. Empezamos nuestro día con la visita a Stumptown, unos de los revolucionarios del movimiento del café y de la manera de tomar y apreciar esta bebida. Tienen una gran variedad de aromas y matices provenientes desde África, Indonesia y América Latina. Probamos el 'pour over' (gota a gota) de Guatemala que está increíblemente bueno, y probamos también el 'nitro', café cold brew a presión; una copa con el aspecto de una cerveza pero el sabor de un café fresco e intenso. ¡Ah! Las relaciones sociales en las cafeterías estadounidenses son un poco complicadas. Todo el mundo está con sus manos sobre el teclado y su cara en frente de una pantalla. ¡Always working!

Salimos de la cafetería, damos una vuelta a la ciudad, observando los colores de las hojas de otoño y las decoraciones de Halloween. Al final nos decidimos por comer en un mexicano con burritos y tacos increíbles! Todo mi estupor se calma cuando nuestros amigos de allí nos dicen que casi siempre en los EE. UU. los mexicanos tienen comida autentica. ¡Vale! Salimos a pasear con amigos y esta vez nos dirigimos a Zupan's Market, un supermercado/mercado gourmet desde el 1975. La variedad de cervezas, quesos, y productos de la zona es infinita y, claramente, ¡los precios muy altos! Después de dar una vuelta y de tener ganas de comprar de todo como si fuéramos niños, salimos y volvimos a pensar en la cena. Necesitábamos que fuera algo rápido, ya que muchos de nuestros amigos viven lejos de la ciudad y tenían que irse. Nos proponen una combinación “rara” de zumos naturales, comida orgánica y fast food. Mmm.. Nos pareció un poco sospechoso, pero confiamos en nuestros amigos. Finalmente, el lugar, el Laughing Planet, lo único que tiene de parecido a un fast food es que tienes que pedir en caja y te dan un numerito a la espera de tu pedido. Ensaladas, sopas y bols vegetarianos con productos de proximidad. ¡Todo exquisito!
Continuamos nuestro tour por la costa Oeste ¡A ver qué nos espera de nuevo!

Seguiremos viajando y descubriendo. Mientras, nuestros chefs a domicilio animan los fogones de la capital condal con sus menús, llegando en cada casa!