Montse Tapia, una chef profesional con un toque poliédrico

Montse Tapia chef profesional

Todos nuestros chef a domicilio tienen algo especial, y Montse Tapia nos ha asombrado desde el primer momento por su capacidad de ser una chef profesional pero cercana. 

Gracias a sus años de experiencia como cocinera profesional, formadora y autora de programas sobre cocina, Montse es toda una aportación a nuestro equipo de chef profesional a domicilio.

A través de su proyecto, Montse Cuines,  trabaja sobretodo el uso de los productos  y alimentos, haciendo tanto de chef a domicilio como de formadora.

Hemos visto que has estudiado periodismo y filología: que llevas de la escritura en el oficio de chef profesional a domicilio?

Si, mi primera inquietud fue la escritura. En esos años me di cuenta de que no quería estudiar una carrera y de que la escritura iba a ser algo privado. O sea, que la filología no tuvo realmente un peso específico, pero sí que me proporcionó la capacidad de ir más allá de las formas. La cocina y el oficio de chef profesional me permitió crecer, retarme y lograr un modo de vida. Por suerte, cuando tuve a mi primera hija, tuve la oportunidad de escribir sobre gastronomía y cocina y compaginè mis trabajos como chef, profesora y articulista. Yo creo que uno escribe como vive y cocina también como vive y yo soy ágil en las formas pero lenta en el fondo..a ver..me muevo rápido para no moverme! Lo que si te digo es antes que escritora o que cocinera, soy lectora , un poc àvida y de emociones y de historias. En la cocina reflejo mi idea de simplicidad, de abertura, de síntesis. No me quedo con nada pero lo aplico todo, más desde la intuición que desde una reflexión profunda.

¿Alguna anécdota que podía haber sido señales que ibas a ser chef profesional?

Decidí descabalgarme de la universidad y fue entonces cuando decidí estudiar hostelería y a volverme chef profesional. En mi casa no hay antecedentes y se ha cocinado como en la mayoría de casas. No hay una figura que destaque por sus dotes culinarias. Pero a mi de pequeña me encantaba elaborar crepes con mi hermana mayor, ayudar a mi abuela a enrollar canelones extendidos sobre una sábana blanca y aprender de una vecina. Esta vecina era madre de familia numerosa que cocinaba mucho y con mucho salero. Luego yo en mi casa aplicaba lo que allí veía.

¿Y de tu adolescencia como futura chef profesional?

De adolescente recopilaba recetas de repostería de las amigas de mi madre y pasaba horas elaborando pasteles. Pero en mi casa no se fomentaba esa afición, supongo que el mandato era tu tienes que estudiar… y mira cómo he acabado, estudiando cocina y ¡siendo chef profesional a domicilio!

¿La primera receta que cocinaste?

La primera receta que cociné, a parte de las crepes de mi hermana eran unos aperitivos de jamón con quesitos. Los preparaba cuando mi madre tenía invitados y me daba placer que a los mayores les gustara. Me reconocieron por ello, en la cocina hay una necesidad de agasajar y de agradar a partes iguales. Lo que no digo a menudo es que yo s era super mala para comer, no me gustaba casi nada, era remilgada y obtusa. Por ejemplo, la mermelada de fresa solo me gustaba con las crepes, el jamón solo si era del bueno, bueno y el pescado sólo en la carihuela de Málaga, bien fritito o a la sal. También recuerdo el lenguado que me comía en el parador de Málaga cuando volvíamos de vacaciones y la primera noche cenábamos allí, en la terraza, con el calorcito de la noche malagueña, las buganvillas y los eucaliptos perfumando la noche.

Sabemos que te gusta viajar, ¿esto que ha significado para tu cocina?

He comido muy bien en Portugal, sobretodo al caren y la pastelería, en Marruecos y en la Toscana donde descubrí , a parte de una mortadella super buena, un plato muy simple que és una sopa de pan y tomate, zuppa di pommadoro della nonna, que me viene siempre a la cabeza cuando me acuerdo de aquel viaje.

¿Porqué tanto interés en la cocina vegetariana? ¿Que puede aportar?

Cuando trabajaba en el Laie siempre poniamos opciones vegetarianas, de eso hace unos 25 años. Entonces no estaba tan de moda como ahora y no baía mucho chef profesional encargado de esto, también hacíamos cocina fusión antes de toda esta ola de mestizaje, pero en en un momento de mi vida me acerqué a la cocina vegetariana y a la macrobiótica. Un verano fui a un camping naturista, allí conocí al padre de mis hijas, y tuve mi primer contacto serio con el vegetarianismo.. acabé cocinando allí durante el siguiente verano y empecé a estudiar con Montse Bradford. Estudié con Olga V Cuevas y de ella me quedo con el acercamiento entre la dietética tradicional y la natural, en buscar el equilibrio y la moderación, en evitarlas cosas más dañinas y buscar cambios pequeños y cotidianos antes que dar la vuelta a tu despensa…

¿Como chef profesional a domicilio según tu opinión qué puede aportar la cocina vegetariana?

Todas las tendencias en alimentación aportan, el vegetarianismo nos aporta una dieta un poco más limpia, más rica en nutrientes esenciales que a veces faltan en las dietas omnívoras. Pero no por ser vegetariano se come mejor. No me dejo embriagar por las modas. Cada una tiene su cara y su cruz y no creo en los milagros gastronómicos. Cuando lees un libro sobre algún tipo de dieta, parece que te hagan ver al luz y puedes consagrarte al nuevo dios paleo,raw, macrobiótico, pero creo que hay que coger lo mejor de cada cosa y sobretodo no obsesionarse con la alimentación. Eso sí, ponerle mucha consciencia.

¿Cómo has decidido hacerte chef a domicilio?

Lo del chef profesional a domicilio es una espinita. Cuando empecé a estudiar y a trabajar en cocina tuve esa idea, me hice unos menús y quise hacer de chef a domicilio, pero la vida me llevó por otros lados y aquello quedó aparcado. Me gusta cocinar a medida, adaptarme al cliente desde mis gustos y manera. Cuando alguien te abre su hogar te está dejando entrar en su lugar sagrado, su intimidad..y me gusta sentirme parte de ese espacio, sin invadir, compartiendo y aprendiendo también.

¿Cúal es tu toque especial en la comida?

Me decanto por la comida simple,sencilla y suculenta. Fagocito rápidamente aquello que intuyo que funciona. Las especias me gustan, pero con moderación, y el toque cítrico no suele faltar en mis platos.

¿Qué tipo de cocina es la que más te apasiona?

Como cada chef profesional de mi generación , el primer referente fue la cocina francesa. Para mi, la cocina italiana es una de las más ricas y variadas en Europa, mucho más allà de la pasta y de la pizza. La cocina japonesa me encanta por ese sentido zen de los platos, por el minimalismo de las presentaciones. Pero de todas las cocinas me llevo algo y me quedan muchas cosas por descubrir. Además, nuestra gastronomía, no solo la catalana sino la de toda la península, és de una gran riqueza, con productos excelentes y recetas fantásticas. Por ejemplo todos los menús de Urban Chefs tienen algo especial, solo pensar al menú de cocina italiana de urban chefs. Y lo mejor es que hay variedad y adaptación a los anfitriones, eso por descontado!

Alguna cena/anfitriones que te acuerdas de forma especial?

Como chef a domicilio me encantó ayudar a Katerina a preparar un taller para su marido. Era un grupo muy alegre, una casa preciosa y un ambiente genial. Te sientes acogida y valorada por lo que aportas y eso es inolvidable. Casi que te quedarías a tomar la última copa con ellos. Luego lo mejor és que el contacto perdura cuando vuelven a tus cursos y te abrazas como si te conocieras de toda la vida. Pero también me acuerdo de una familia cuyos cónyuges aportaban hijos por ambas partes que se juntaron antes de navidad para preparar la comida navideña con mi ayuda. Donde hay niños hay caos pero hay alegría y disfruté mucho de los peques cocinillas.

+ info en nuestros menús